Browsing articles tagged with " fibra"

A cada plato su pan

21 enero, 2014   |   por Arrocería Balear   |   BLOG  |  Sin comentarios

Hoy hablamos del pan, este precioso alimento que acompaña nuestra alimentación y es ingrediente fundamental en la Dieta Mediterránea.

Sus orígenes resalen al período Neolítico de la Edad de Piedra, algunos autores imaginan que el descubrimiento sucedió cuando un antepasado, mezclando granos triturados y agua para conseguir una pasta semilíquida y olvidó el compuesto cerca del fuego o al sol se encontró con una especie de torta seca y aplastada, el primer pan había tomado forma.

A cada plato su pan

Desde ese rudimentario pan hasta nuestros días, la evolución nos ha llevado pasando a través de etapas y civilizaciones a tener más de 315 variedades de pan.

El pan es una fuente importante de hidratos de carbono, así como de vitaminas, especialmente las del grupo B, minerales como el selenio, fósforo, magnesio, calcio y potasio. Constituye una fuente de proteínas y de fibra. El pan blanco tiene un contenido en fibra dietética de unos 3,5 g de fibra / 100 g, mientas que el integral aporta unos 7,5 g / 100 g.

A continuación siguen algunos consejos para conocer cuál es el pan más adecuado para consumir en cada plato.

Para iniciar el día con energía es importante tomar un buen desayuno a base de pan, para este momento, el de molde, el payés o la hogaza en rebanadas es el adecuado. Se puede combinar con aceite de oliva pero si se prefiere con mermelada, un pan de maíz sería el adecuado.

Para los aperitivos elegiremos colines, picos o tostas de aceite, y si el tentempié está compuesto por jamón o embutidos, se propone el pan de hogaza, los picos, las regañás o el tipo viena. El pan de cebolla o la torta de aceite se combinan con quesos curados y tomate, por el contrario, si el queso fuese de cabra con el pan que mejor armoniza es con el de pasas y nueces. La tarrina de foie la acompañaremos con pan de cereales y un plato de ahumados lo complementaremos con pan de fibra, semillas o chapata.

Para los platos principales, tenemos panes diferentes según sean de carne o de pescado. Por ejemplo, para un pulpo con patatas lo ideal sería comerlo con un pan de pimentón u hogaza gallega, aunque para cualquier tipo de pescado podemos tomar pan con aceite o molletes. Para las carnes elegiremos la bola gallega, el pan candeal o de escanda, y si tenemos cordero u otro tipo de asado se aconseja acompañarlos con una hogaza castellana o pan candeal.

Para las verduras se sugiere consumirlas con baguette o mollete y el pan candeal o payés para los arroces. El pan integral o las moñas gallegas son ideales para potajes y cocidos.

A cada plato su pan, estas son las recomendaciones que nos propone la Campaña Pan Cada Día organizada por la Industria del Pan, a través de la Asociación de Panadería, Bollería y Pastelería (Asemac).

La Dieta Mediterránea

7 enero, 2014   |   por Arrocería Balear   |   BLOG  |  Sin comentarios

La etimología de la palabra “dieta” proviene del latín “diaeta”, que a su vez deriva del griego δίαιτα (díaita), que significa “régimen de vida”.  La Dieta Mediterránea no es simplemente un patrón alimentario, es más bien un estilo de vida.

La combinación de los productos de la agricultura local, las formas de cocinar y sus recetas, las celebraciones y tradiciones, así como la práctica de ejercicio físico moderado constituyen un estilo de vida que la ciencia moderna nos invita a adoptar para el beneficio de nuestra salud, creando un excelente modelo de vida saludable.

La Dieta Mediterránea

La Dieta Mediterránea tiene como características principales un alto consumo de productos vegetales (frutas, verduras, legumbres, frutos secos), pan y otros cereales (siendo el trigo el alimento base), el aceite de oliva como grasa principal, el vinagre y el consumo regular de vino en cantidades moderadas.

Las primeras referencias científicas de la Dieta Mediterránea aparecen en el año 1948, cuando Leland G. Allbaugh  estudió el modo de vida de los habitantes de la isla de Creta y, entre otros aspectos, comparó su alimentación con la de Grecia y EE UU.

Tras la Segunda Guerra Mundial, el fisiólogo norteamericano Ancel Keys, encabezó un estudio sobre las enfermedades coronarias, el colesterol de la sangre y el estilo de vida de siete países (Italia, Yugoslavia, Grecia, Países Bajos, Finlandia, EE UU y Japón). Durante el estudio, Key y sus colaboradores apreciaron que la incidencia de las enfermedades coronarias era menor en las zonas rurales del sur de Europa y en Japón. Esto le llevó a imaginar que había un factor protector en el estilo de vida, que etiquetaron como “manera mediterránea” (mediterranean way), posteriormente se asimiló el concepto de “estilo mediterráneo” con el de “dieta mediterránea“.

En el 2010 la Dieta Mediterránea fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

En la cuenca del Mediterráneo, los alimentos no son simplemente nutrientes, sirven para convocar la convivencia entre las personas, como cita Plutarco en su obra Vidas Paralelas: “Los hombres se invitan no para comer y beber, sino para comer y beber juntos”.

Cuando hablamos de los ingredientes de la Dieta Mediterránea, como la trilogía del trigo, vid y olivo, las legumbres, verduras, frutas, pescado, quesos, frutos secos y el vino, se le debe añadir un ingrediente esencial y quizás básico: la sociabilidad.

La importancia de la Dieta Mediterránea en nuestra salud no se refiere simplemente al hecho de una dieta equilibrada con un aporte de macronutrientes adecuado, bajo contenido en ácidos grasos saturados, alto contenido de monoinsaturados, carbohidratos y fibra, hay que resaltar su riqueza en sustancias antioxidantes que provienen de los alimentos que forman parte de esta dieta.

Para terminar os contremos que el nombre de vuestro restaurante, Arrocería Balear, nació precisamente inspirado en la Dieta Mediterránea y sus innumerables beneficios.

Recibe nuestras noticias por correo electrónico.

SERVICIO A DOMICILIO ARROCES

ENSALADAS, RACIONES Y BEBIDA

FACEBOOK FANPAGE

ESTAMOS AQUI:

CONTACTA CON NOSOTROS