La Dieta Mediterránea

La etimología de la palabra “dieta” proviene del latín “diaeta”, que a su vez deriva del griego δίαιτα (díaita), que significa “régimen de vida”.  La Dieta Mediterránea no es simplemente un patrón alimentario, es más bien un estilo de vida.

La combinación de los productos de la agricultura local, las formas de cocinar y sus recetas, las celebraciones y tradiciones, así como la práctica de ejercicio físico moderado constituyen un estilo de vida que la ciencia moderna nos invita a adoptar para el beneficio de nuestra salud, creando un excelente modelo de vida saludable.

La Dieta Mediterránea

La Dieta Mediterránea tiene como características principales un alto consumo de productos vegetales (frutas, verduras, legumbres, frutos secos), pan y otros cereales (siendo el trigo el alimento base), el aceite de oliva como grasa principal, el vinagre y el consumo regular de vino en cantidades moderadas.

Las primeras referencias científicas de la Dieta Mediterránea aparecen en el año 1948, cuando Leland G. Allbaugh  estudió el modo de vida de los habitantes de la isla de Creta y, entre otros aspectos, comparó su alimentación con la de Grecia y EE UU.

Tras la Segunda Guerra Mundial, el fisiólogo norteamericano Ancel Keys, encabezó un estudio sobre las enfermedades coronarias, el colesterol de la sangre y el estilo de vida de siete países (Italia, Yugoslavia, Grecia, Países Bajos, Finlandia, EE UU y Japón). Durante el estudio, Key y sus colaboradores apreciaron que la incidencia de las enfermedades coronarias era menor en las zonas rurales del sur de Europa y en Japón. Esto le llevó a imaginar que había un factor protector en el estilo de vida, que etiquetaron como “manera mediterránea” (mediterranean way), posteriormente se asimiló el concepto de “estilo mediterráneo” con el de “dieta mediterránea“.

En el 2010 la Dieta Mediterránea fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

En la cuenca del Mediterráneo, los alimentos no son simplemente nutrientes, sirven para convocar la convivencia entre las personas, como cita Plutarco en su obra Vidas Paralelas: “Los hombres se invitan no para comer y beber, sino para comer y beber juntos”.

Cuando hablamos de los ingredientes de la Dieta Mediterránea, como la trilogía del trigo, vid y olivo, las legumbres, verduras, frutas, pescado, quesos, frutos secos y el vino, se le debe añadir un ingrediente esencial y quizás básico: la sociabilidad.

La importancia de la Dieta Mediterránea en nuestra salud no se refiere simplemente al hecho de una dieta equilibrada con un aporte de macronutrientes adecuado, bajo contenido en ácidos grasos saturados, alto contenido de monoinsaturados, carbohidratos y fibra, hay que resaltar su riqueza en sustancias antioxidantes que provienen de los alimentos que forman parte de esta dieta.

Para terminar os contremos que el nombre de vuestro restaurante, Arrocería Balear, nació precisamente inspirado en la Dieta Mediterránea y sus innumerables beneficios.

Leave a comment

Recibe nuestras noticias por correo electrónico.

SERVICIO A DOMICILIO ARROCES

ENTRANTES Y VINOS A DOMICILIO

FACEBOOK FANPAGE

ESTAMOS AQUI:

CONTACTA CON NOSOTROS